Google WaveCodeko ha tenido la posibilidad de estar entre los primeros invitados por Google para disfrutar de Google Wave, después de estar usándolo durante una semana pasamos a comentaros las primeras impresiones.

Lo primero que hemos echado en falta es integración con Gmail, el correo de Google ha demostrado ser una herramienta eficaz y muy potente y Wave bien podía haber sido implementado como un plugin que le otorgara una funcionalidad extra al correo, sin embargo por si sólo es poco eficaz.

Una desventaja es que las cuentas de Wave solo pueden recibir Waves, un e-mail enviado a una cuenta usuario@googlewave.com nunca llegará a su destino y viceversa, es decir, Wave es completamente cerrado en el sentido de que funciona solo por y para Waves.

Al usuario corriente que pretenda darle a Wave un uso personal le va a aportar mas bien poco, otros servicios de mensajería o microbloggin permiten la misma comunicación, e incluso compartir imágenes, enlaces y timeline, como por ejemplo Plurk.com, y están bastante mas asentados, la única novedad que aporta Wave es la edición simultanea de mensajes.

Por otra parte es esta edición simultanea lo que puede llegar a incomodar, el estar viendo en tiempo real como otro usuario, o tu mismo vas escribiendo un mensaje puede resultar muy molesto por las múltiples correcciones que se realizan en un texto antes de que éste tome su forma final, suponemos que al encontrarse en fase beta, esto podrá desactivarse en un futuro, pero hoy por hoy, no.

¿Para qué puede servir Wave?, en Codeko nos esta siendo útil, a pesar de echar en falta su integración con el correo, para ir editando y eliminando tareas de un desarrollo, y facilitar la comunicación entre los componentes de los equipos.
La posibilidad de editar conjuntamente un mismo mensaje evita las idas y venidas de e-mails definiendo las lineas de desarrollo, sin embargo esto mismo no es algo que no se pueda hacer con otras herramientas como Etherpad o el propio Google Docs.

En resumen, Google si que ha innovado con Wave por la sencillez y rapidez de su uso, pero aun le queda mucho camino por recorrer si pretende conquistar al usuario igual que hizo con Gmail.